SANTO DOMINGO.- A propósito del escándalo en la Lotería, si el Gobierno quiere empujar una reforma institucional rápida y efectiva simplemente basta con liberar a las entidades del Estado del control de los poderes fácticos, que las tienen capturadas como botín político o como trofeo de campaña. Víctor Bautista nos comenta el tema en dos minutos.