En momentos en el cual Salud Pública insiste en que cólera está controlado y mantiene su negativa a reconocer que un residente de Boca Chica murió de esa enfermedad, la madrugada de este lunes perdió la vida una mujer residente en El Almirante con síntomas similares en el hospital Félix María Goico, mientras uno de sus nietos pereció el sábado.


Ana Julia Méndez, de 78 años, y su nieto Christopher Ureña, de 9, perdieron la vida luego de presentar vómito y diarrea durante varios días, de acuerdo a sus familiares.