Ante  el comienzo de las clases presenciales, las autoridades arrecian las jornadas de vacunación, para inocular a la mayor cantidad de jóvenes posibles y a sus padres.


La medida es tomada por las autoridades debido a que varias de las provincias están estancadas exceptuado Espaillat y Pedernales.