Varios centros habilitados por el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) en el gran Santo Domingo para que motoristas registren sus motores, en el plan lanzado el 4 de julio, con el que las autoridades buscan tener un control de las motocicletas que circulan en el país, este martes las estafetas lucieron prácticamente vacías, algunos usuarios de motores que disponían hacer el proceso dijeron que la medida es “buena” pero no creen que se controlen los atracos en motores, ya que muchos desaprensivos utilizan mecanismo que burlan a las autoridades para cometer sus fechorías.


Para Fredy Ramón, quien trabaja de amanecida en una torre como empleado de seguridad y posee una motocicleta como medio de transporte, entiende que la medida de registro es interesante, pero no logrará contrarrestar el problema de la delincuencia en motores.