El rechazo de la presidenta de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP) al plan del Ministerio de Educación para llenar las 19 mil vacantes docentes con la contratación temporal de maestros, pone contra la espada y la pared a las autoridades educativas que deben solucionar el déficit en las escuelas y buscar mecanismos para acelerar el controvertido concurso de oposición.