SANTO DOMINGO, Repíblica Dominicana.- En una larga abertura tengo yo mi dentadura y luego que empiezo a hablar, todas mis piezas se mueven sin poderlas yo parar. ¿Adivinas?