Al tiempo que se agrava la saturación hospitalaria del Gran Santo Domingo por el flujo constante de pacientes con covid-19, se incrementa el número de jóvenes entre los afectados graves e incluso entre aquellos que requieren de oxígeno, muchos de ellos de acuerdo al personal médico tienen antecedentes del uso de Hookah.