Los empleadores domésticos se manifestaron en desacuerdo con el horario que limita a ocho horas el trabajo de las empleadas del hogar, debido a la inestabilidad que impera en el sector.


Para los empleadores por el trabajo que realizan las domésticas se hace imposible tener una persona con estas restricciones de horarios por lo que entienden se verían obligados a tener varias empleadas para poder cubrir con los quehaceres necesarios.