Porcicultores de las provincias Montecristi y Dajabon reclamaron a las autoridades el pago de los cerdos que perdieron a causa de la fiebre porcina.