Un hombre resultó muerto y otro herido de bala a manos de un empleado de un negocio de prendas cuando intentaban realizar un atraco.


La tragedia se produce a menos de 48 horas del gobierno haber enviado los militares a las calles a acompañar a la policía para prevenir la delincuencia.