En estado crítico permanecen dos de los pacientes que resultaron quemados en la explosión registrada la tarde del martes en el Canal del Sol, mientras familiares de las víctimas se encuentran apostados en la Unidad de Quemados que funciona en el Hospital Ney Arias Lora.