Desde hace año y medio la falta de suministro de agua potable mantiene preocupados a residentes del sector Fiuri en Villa María, mientras esperan la terminación de un puente colapsado y la instalación de nuevas tuberías y otras promesas de las autoridades.