La cardióloga Claudia Almonte explicó que si una persona tiene antecedentes de sufrir de colesterol elevado, es sedentario, tiene obesidad, entre otras, y añade el hábito de fumar tabaco, el riesgo de padecer de enfermedades cardiovasculares se triplica.