REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La próxima película protagoniza por Brad Pitt, Fury está dando mucho que hablar incluso antes de estrenarse y es que las grabaciones están siendo de lo más interesantes.

Durante el rodaje tanto el actor como el resto de reparto se han visto obligados a pelearse. Ha sido uno de sus compañeros de reparto, Shia LaBeouf, el que explicó durante una entrevista con el presentador Jimmy Kimmel que los integrantes del elenco organizaban peleas a puñetazo limpio, incitados por el propio director, David Ayer.

http://youtu.be/-OGvZoIrXpg

Todos participaban en esas peleas, incluso el propio Brad Pitt aunque se encontró con más problemas que el resto y es que debido a su condición de "superestrella" nadie se ofrecía a propinarle un buen puñetazo.

"Todos intentábamos captar su atención y queríamos gustarle, así que ninguno de nosotros quería ser el tío que le pegara demasiado fuerte", comentó LaBeouf durante la entrevista.

Pero esta no es la única polémica que rodea a la nueva película, que se estrenará en España en 2015, ya fue el propio Brad el que contó que tuvo un problema con su compañero de reparto Scott Eastwood por escupir tabaco dentro del lugar donde rodaban.

Todo se solucionó como un malentendido ya que formaba parte del personaje, explicó el marido de Angelina en la revista GQ.

Tampoco los especialistas se han salvado de la polémica, ya que hace un año el rodaje estuvo a apunto de suspenderse porque uno de los especialistas acabó apuñalado accidentalmente por una cuchilla.

Fuente: 20minutos.es