A partir de este martes quedan reguladas las operaciones del servicio de taxi tanto de las empresas tradicionales como las de plataformas tecnológicas tras la entrada en vigencia de la normativa Técnica del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre.


Mediante resolución, el INTRANT dispuso propiciar las condiciones adecuadas para el desarrollo de una movilidad segura, sostenible, eficiente y moderna, bajo los estándares técnicos y de seguridad vial que instruye la Ley 63-17.


Indicó que la normativa, derivada del Reglamento de Transporte en Taxis, es aplicable a todas las personas físicas y jurídicas que participen directa o indirectamente en la prestación del servicio.