SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Jueza de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo aplazó para la próxima semana el conocimiento de medidas de coerción contra 12 personas, acusadas de intentar quemar un autobús lleno de estudiantes en Boca Chica. Algunos choferes se defienden, mientras otros piden perdón.

La magistrada Melania de la Cruz aplazó  el conocimiento de la medida  a  solicitud de los abogados de la defensa, para conocer el expediente acusatorio instrumentado por el Ministerio  Público.

En  tanto que algunos de los imputados se defendieron;  aseguran no participaron en el incidente.

Será este martes a las 9 de la mañana cuando se le conozca la medida de coerción a los implicados, que  permanecen detenidos en la cárcel de San Luis.