Pese al “extraordinario crecimiento económico” que ha experimentado la República Dominicano tras la crisis generada por la pandemia del Covid-19, la calidad de vida de las personas continúa en picada, según explicaron los economistas Nelson Suarez y Pavel Isa, respectivamente, quienes coincidieron que en la inflación, los bajos salarios, el alto costo de la canasta familiar y los combustibles y la empleomanía informal serían algunos de los factores que inciden en la precaria situación de la gente.