El ex presidente del Senado, Ramón Alburquerque, dijo este miércoles, que no importa que los senadores vendan las exoneraciones, porque al final, resulta más económico para el estado dar ese beneficio a los legisladores que mantener la flotilla de cualquier entidad o encargado de departamento que tienen vehículos asignados y nadie dice nada.


Al referirse al Fondo de Asistencia Social entregado a los legisladores, Alburquerque, consideró que no debe ser eliminado sino más bien, transparentado, ya que es una forma que tienen los senadores y diputados de ayudar a las personas más vulnerables de sus demarcaciones.