Tardará varios años sentir la transformación de la Policía Nacional, ya que deben agotarse una serie de pasos que conllevan años para su puesta en ejecución o que exhiban los resultados que la población espera.


Así lo aseguró Rosalía Sosa, miembro de Participación Ciudadana y de la Comisión para la Reforma Policial, quien indicó que la uniformada y el Consejo Superior no tienen la capacidad para asumir la ley que rige a la institución del orden, al tiempo que afirmó que la reforma es impostergable.