El infectólogo e internista Miguel Núñez, explicó este jueves que aunque ómicron parece ser menos virulenta (agresiva) que otras variantes, al mismo tiempo es más infecciosa, por lo que su presencia en el país trae consigo una serie de complicaciones no solo en el ámbito sanitario, sino, en el aspecto social y económico.