SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El senador por provincia Espaillat, José Rafael Vargas, dijo este miércoles esperar a que se tomen medidas en base al hackeo en el país, ya que para su entender esto debe “de terminar porque esto es un abuso lo que se está haciendo”.

[flashvideo file=http://www.noticiassin.com/wp-content/uploads/2012/02/DESPERTADOR-.flv /]

Ver en dispositivo moviles

“Aquí nadie puede hablar por teléfonos, aquí nadie se atreve ha estar tranquilo en su casa o en su oficina ni expresarse libremente. Aquí hay temor de los interceptadotes profesionales que se dedican ha vender informaciones. Aquí ni funcionarios ni empresarios ni nadie que tenga cierta importancia o inversión económica en el país, es capaz de producir un negocio lícito con inversionistas extranjeros por temor a que le saquen llamadas y tienen temor de expresarse libremente”, apuntó.

Señaló que “para que se puede dar un proceso de interceptación, alguna intervención ilegal debe de haber, alguna prestación de servicio especial debe de haber de algunas prestadoras. No es simplemente que este tiene una mafia organizada para interceptar llamadas telefónicas, porque ya sabemos que esto se ha convertido en un relajo en el país, es saber quién le da facilidades para realizar estas interceptaciones sin el mandato previo de una sentencia”, expuso.

El exdirector del Instituto Dominicanos de las Telecomunicaciones (Indotel) José Rafael Vargas ofreció sus declaraciones al ser entrevistado en El Despertador, del Grupo SIN, que se transmite por Antena Latina, done indicó que “lo que yo pienso es que debe de investigarse desde El Ministerio Público, desde el departamento especial que hay en la Policía (DICAN) y desde la Procuraduría, que tiene técnicos especialistas. Es muy fácil acceder a este tipo de información, o sea que desde donde se produzca la interceptación y donde está la persona, o sea donde se ubica geográficamente la persona que entra a los datos de otras personas. El DICAN ha hecho investigaciones y se ha sometido a la cárcel a varias personas en los últimos años por delitos de alta tecnología".