Ante el aumento de casos de influenza, comienzan a escasear los medicamentos utilizados para tratar la infección respiratoria, mientras especialistas afirman que varias afecciones infecto-contagiosas circulan en el país.