Se registra escasez de pollo en la zona fronteriza de Dajabón, situación que preocupa a los comerciantes y mantiene con el grito al cielo a los residentes por el alza que ha experimentado el producto.