El recién aprobado protocolo sanitario para el regreso a clases presenciales que garantiza el suministro de insumos para mantener la higiene en los planteles educativos, fue bien recibido por los padres de sectores populares del Gran Santo Domingo que dicen sentir de esta forma, mayor seguridad de enviar a sus hijos a recibir la enseñanza.