Mientras el Gobierno contempla aplicar una tercera dosis de la vacuna anti COVID-19, a los hospitales y clínicas privadas continúan acudiendo pacientes en estado crítico que no se han colocado la primera inyección.  


Y debido a que solo más 2 millones personas han completado la vacunación, la Sociedad de Neumología y otros especialistas sugieren a las autoridades que toda la población hábil para inocularse termine el esquema recomendado inicialmente de dos dosis.