Mientras maquinarias pesadas comienzan a retirar los cúmulos de basura de las esquinas y terrenos baldíos de Santo Domingo Este, la población aún espera de la Alcaldía un plan y horario que regularice el servicio de recogida de basura para eliminar cuanto antes los vertederos improvisados que permanecen todavía próximo a sus viviendas.