Ya se encuentran en sus hogares los imputados Alexis Medina y Fernando Rosa, luego de que guardaran prisión preventiva por más de 18 meses en el centro de Corrección y Rehabilitación de Najayo por su presunta vinculación en una alegada red de corrupción administrativa, denominada operación Antipulpo.