Con la vuelta a clases presenciales, los estudiantes pudieran presentar síntomas de estrés,  ansiedad y preocupaciones que antes no estaban presentes debido a la pandemia a la que hoy nos enfrentamos por el Coronavirus.


Luego de un año completo tomando clases de manera virtual, los estudiantes ya están de regreso a clases.


Los niños que regresan al aula  se enfrentan a desafíos inusuales, y uno de ellos es la ansiedad de separarse de sus familias después de meses


de estar juntos y de volver a conectarse con sus compañeros.


Además, otro factor presente es la presencia del coronavirus.