El Gobierno evalúa la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de que se aplique una tercera dosis de la vacuna a quienes se inocularon con las chinas Sinovac y Sinopharm, llamado que podría obligar a las autoridades sanitarias del país a cambiar el esquema de inoculación y evaluar la posibilidad de llamar a todas las persona que ya se inmunizaron para que obtengan la tercera inyección casi de forma obligatoria.