Una noche de terror vivió una familia cuando un grupo de ladrones burló las cámaras de seguridad, la cerca eléctrica e ingresó a su apartamento en horas de la madrugada del pasado viernes


A las 3.06 de la AM del viernes seis de noviembre la cámara de seguridad capta a un hombre en el área social del segundo nivel de la Torre Mineri XVII en el Ensanche Naco.


Pocos segundos después aparece otro hombre… ambos con las  caras cubiertas.


Durante unos tres minutos  los ladrones parecen buscar vías de acceso hacia los apartamentos.


Uno de ellos se sube en una de las mesas y luego coloca una silla y logra subir al apartamento del tercer nivel donde reside Eduardo junto su esposa y cuatro hijos.


A través de una ventana del comedor los intrusos penetran al apartamento.


Esa noche la puerta que conduce a las habitaciones se quedó sin pestillo.


En medio de la oscuridad, el hombre le tenía un cuchillo en el cuello a Eduardo y el otro uno a su esposa.


Ambos aseguran mantener la calma. Sus cuatros hijos dormían a pocos metros. Eduardo les pide no hacer ruido.