Familiares de Jesús Maria Cuevas, el joven cuyo cadáver fue encontrada desmembrado dentro de fundas negras en el interior de un tanque pidieron a la población a no especular sobre el posible móvil del crimen, al tiempo que aclararon que el asesinato de su pariente no está asociado a su orientación sexual, sino más bien a una relación comercial con el confeso homicida que consistía en el préstamo de dinero, cuyo capital fue invertido por la victima.