Familiares del recluso  que retuvo bajo amenazas por varias horas a una doctora en la prisión de Dajabón,  aseguraron este lunes que el joven era sometido a constantes maltratos y que no tuvo otra salida que recurrir a ese método para llamar la atención de las autoridades.