Sumidos en la incertidumbre y la desesperación se encuentran familiares de 35 personas desaparecidas desde el pasado cuatro de abril luego de abordar una embarcación en el municipio de Sánchez, provincia Samaná, con la intención de llegar a Puerto Rico de manera ilegal


Ver más en www.noticiassin.com