Tras un año de juegos de béisbol sin acceso al público debido a las medidas dispuestas por la pandemia, este miércoles decenas de fanáticos se apuestan a las afueras del Estadio Quisqueya Juan Marichal para presenciar el primer partido entre los Tigres del Licey y el Escogido.