A pesar de que la  presentación de la tarjeta de vacunación con al menos dos dosis de la vacuna anticovid era uno de los requisitos para ingresar al evento religioso, algunos feligreses que acudieron a la concentración "La Batalla de la Fe" admitieron que no se ha habían  vacunado contra la enfermedad y que no lo harán ya que aseguraron que la pandemia es un negocio.