En el paso fronterizo ubicado en Elías Piña se observa una inusual calma tras el cierre de la frontera dispuesto por el presidente Luis Abinader y el alto mando militar como medida preventiva tras el asesinato del mandatario haitiano Jovenel Moise.


La sede del puesto Interagencial de Gestión Coordinada de Frontera en Carrizal permanece la tarde de este miércoles totalmente cerradas y con poco movimiento.