SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Ganaderos del municipio San Antonio de Guerra en la provincia Santo Domingo denunciaron que  están en zozobra y sufriendo perdidas económicas por el robo de reses, mientras, afirman,  las autoridades judiciales  se hacen de la vista gorda.

Para proteger estas reses, los ganaderos de Guerra se han convertido en sus propios vigilantes, debido a que si los ladrones se las roban,  quedan impunes.

Afirman que solo en lo que va de este mes han perdido más de 50 cabezas de ganado y pese a que en algunos casos han detenido a los presuntos responsables, nada ha pasado.

El jefe de la Uniformada, además, prometió instalar un destacamento móvil a la entrada del municipio para contrarrestar la delincuencia