El Gobierno dispuso este jueves un conjunto de medidas para garantizar la integridad física y los derechos humanos de las personas arrestadas por agentes de la Policía Nacional, que incluyen la instalación de cámaras en todas las patrullas y todos destacamentos.


Igualmente, dispuso la instalación de un centro de control y monitoreo de los destacamentos en el Ministerio de Interior y Policía y la coordinación con el Ministerio de Salud Pública de un programa especial para evaluar las condiciones de salud de los apresados temporales.


El anuncio fue hecho por el Comisionado para la Reforma Policial, José Vila del Castillo, acompañado del ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez.