Debido a la cantidad de adolescentes que salen embarazadas, el gobierno puso en ejecución una política de prevención y atención a las uniones tempranas que tiene como objetivo principal reducir esas estadísticas en los próximos 10 años.


Según las estadísticas oficiales 77 de cada mil adolescentes ya han sido madres. Mientras que 32 por ciento de las damas entre 20 y 24 años se casaron antes de cumplir 18 años lo que preocupa al gobierno.


La nueva política de prevención consiste en intervenir 20 territorios donde se ha evidenciado un mayor porcentaje de embarazadas con edades entre 15 y 19 años.