Tras las irregularidades detectadas en los contratos con los suplidores del almuerzo escolar, el poder Ejecutivo destituyó este miércoles a Cecilio Rodríguez como director de Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil y en su lugar designó Víctor Ramón Castro Izquierdo.

De inmediato las reacciones no se dieron a esperar en el Congreso Nacional, donde legisladores de las distintas bancadas cuestionaron el papel que han jugado las instituciones de controles del estado.