Ante la alerta mundial por la propagación de la variante Ómicron del COVID-19, la vicepresidenta Raquel Peña,  dijo este miércoles que mantendrán los mismos mecanismos de vigilancia e implementarán un plan para acelerar la vacunación que busca prevenir brotes durante diciembre, cuando se espera un movimiento masivo de personas por las vacaciones navideñas.


A pesar de la gran afluencia de pasajeros que llegan de distintos países en la época navideña como de costumbre, las autoridades aseguraron que no serán endurecidas las medidas sanitarias y solo se mantendrán las mimas que ya existen, porque entienden han dado resultado.