SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El gobierno se está ahorrando un millón de dólares con los despidos que se han hecho en cancillería. Andrés Navarro también advirtió que la inversión extranjera peligra si se permite que se siga tildando al país de xenófobo.

Desde hace cinco meses el gobierno ha bajado su nómina en cancillería.

Mostrar un Estado de Derecho sólido al extranjero es otro reto que debe superar el país, a juicio del canciller.

Afirmó que Haití y Estados Unidos no pueden seguir siendo el principal eje comercial del territorio nacional.

Durante un almuerzo con los empresarios, el funcionario dijo que para enfrentar más de cerca la situación en la frontera abrirán el próximo mes una oficina en Dajabón y Jimaní.