REDACCIÓN INTERNACIONAL. La rápida reacción de una comunidad permitió detener el intento de robo a uno de los departamentos de su edificio. Fueron alertados por dos mujeres, que en medio de la noche comenzaron a gritar y pedir auxilio desde su ventana, afirmando haber sido amarradas por dos personas, que lograron ser detenidas por la valiente acción de los vecinos.

[jwplayer mediaid="315705"]