Los miembros de la comunidad de Lesbianas, Gais, ​ Bisexuales, Transgénero e Intersexuales (LGBTI) en el país están dispuestos a demandar ante el Tribunal Constitucional en caso de que el Senado y el presidente aprueben el proyecto de Código Penal que excluye la orientación sexual como motivo de discriminación.