Un día después del funeral del asesinado presidente haitiano en Cabo Haitiano, continúan la violencia, tensión y desesperación debido a los incidentes en el vecino país.


Se observan quemas de neumáticos y bloqueos  de calles, así como también saqueos en algunos negocios en esa ciudad del norte de Haití. Mientras de este lado de la frontera el comercio entre Dajabón y Juana Méndez se reabrió este sábado sin ningún tipo de inconvenientes.