Ante oleada de violencia que vive Haití y la escasez combustibles, decenas de haitianos atravesaron la frontera para abastecerse de carburantes en las gasolineras que operan en el territorio dominicano.