Pese a que algunos barcos con combustible diésel están descargando este carburante en Haití, la escasez de gasolina continua sintiéndose, por lo que cientos de haitianos siguen llegando a las estaciones  de gasolina  a  esta provincia  y otros pueblos de la zona fronteriza, en busca de abastecerse.