Elías Piña, República Dominicana.-  La entrada de personas al país por la frontera de Elías Piña, procedente de Haití a partir de este jueves solo corresponde a comerciantes del mercado binacional y personas con sus visados.

Los haitianos que no lograron regularizarse se marchan del país con sus ajuares, muchos luego de pasarse en suelo dominicano hasta 20 años.

Johny Perez, envió primero a su mujer el pasado lunes y ahora se marcha sin recursos porque no encontró trabajo.

Una de las quejas de algunos haitianos, es que al regresar, miembros del Cesfront les están cobrando dinero.

Daneil Jose, quien tenía 20 años en la comunidad El Corosito de Elías Piña donde procreó tres hijos que ya estaban en la escuela, decidió marcharse con su familia, no ser víctima de las repatriaciones.

Camiones y camionetas llegan hasta Carrizal cargados con los ajuares de los haitianos que se marchan al vecino país