La situación continúa siendo difícil para miles de haitianos que están sufriendo la escasez de combustibles en la vecina nación, mientras que en las estaciones de gasolina de la zona fronteriza se han incrementado la presencia de haitianos con sus vehículos.