SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Tras varios días de desaparecido, el cadáver de un comerciante de 52 años fue encontrado amordazado y con tres blocks amarrados en la cisterna de su vivienda, en el sector Marañón Segundo de Villa Mella en Santo Domingo Norte.

En un ambiente de indignación y dolor, el Cuerpo de Bomberos sacó de una cisterna el cadáver de Franklin Villafaña, a quien le ataron las manos y los pies.

Tras varios días sin tener noticias del comerciante, sus familiares decidieron visitarlo, pero al no verlo en su casa y percatarse de un mal olor, percibieron que algo trágico había pasado.

La cisterna, ubicada en la marquesina de la vivienda, estaba cerrada con candado y sobre ella dos vehículos estaban estacionados.

Al lugar se presentaron miembros de la Dirección de Investigaciones Criminales (Dicrim) para realizar las pesquisas de lugar. Las autoridades informaron que por este hecho varias personas han sido interrogadas.

La víctima, que era testigo de jehová, se dedicaba a vender vehículos y a prestar dinero.

El cuerpo de Villafaña fue trasladado al Instituto de Patología Forense.